martes, 30 de agosto de 2011

Lo que fui y lo que soy

Mataron a un botija a los tiros, ¿espectacular no? Y todo arrancó porque unos querían pasar de pesados y se armo gresca, hasta que apareció un enfermito (nunca falta un enfermito en ninguna barra) y peló chumbo, “a la mierda botija”. El razonamiento de los chiquilines cada vez es más confuso, ojo no es que yo sea un ejemplo a seguir, en el liceo me fui a las manos con mi mejor amigo, ese que siempre andas para todos lados porque estábamos discutiendo si el Manchester United, en ese momento 2003, era mejor que el Barcelona. Ya ni me acuerdo quienes jugaban pero la cuestión es que un compañerito que nos estaba escuchando discutir nos dijo "tienen que ir a la plaza a la salida y lo arreglan a las piñas" y bueno fue así. La brillante idea surgió antes del primer recreo. Esa mañana anduvimos separados, cada uno por su lado buscando consejos sin cruzar miradas y sin hablarnos porque a la salida íbamos a resolver nuestras diferencias a golpes de puños, “como hombres” (después me entere que los hombres arreglan las diferencias con plata o hablando, pero pocas veces peleando). Me acuerdo que un pelotudo que tenía por amigo me tiró el “pique”: me dijo que le pegara la primera, que el que pegaba primero siempre ganaba. Así fue, cuando nos íbamos a medir, mi oponente, a esa altura ex-amigo  (hasta unas horas después del combate que todo se zanjó con un "Que loquitos pelotudos que somos") se fue a sacar el buzo y ahí nomás lo enrosque, sin mediar palabra. Era la primera vez que peleaba, antes yo era el clásico “carita de pija con lentes”, ahora me saque los lentes y pase a ser “el carita de pija” nomás, a secas) y no sabía cuando arrancaba la pelea: si se decía “¡pronto, listo y ya!“o si alguien gritaba como en el turf "laaaaaaaaaaaaargaron". Entonces opté por darle una trompada cuando mi oponente estaba con la cabeza dentro del buzo, creo que estuvo mal él ¿a quién se le ocurre sacarse un buzo en una pelea? tenés que ir preparado ya. El tema es que el único golpe que se vio en la pelea fue ese por suerte, el resto fueron empujones y abrazos, a tal punto que la pelea se terminó al grito de uno "me voy a la mierda a comer, esto es un embole". Ahí nos dimos cuenta que ni siquiera estábamos brindando un show digno, una vergüenza lo nuestro.
Pero ahora los muchachos se toman las  cosas más en serio, andan a los tiros como en el lejano oeste, es por eso que colgué los guantes. Pase de ser activo en una pelea a ser el hijo de puta que arenga desde afuera a que se peguen más fuerte, el que grita "son unas señoritas", el clásico cagón que la ve de afuera, y con el tiempo me di cuenta que es mucho más lindo mirar que participar. Aunque no nos podemos olvidar de una cosa, una gran cosa: "CORRECTIVO NO ES VIOLENCIA" por ende algún que otro correctivo se me escapa. No soy un ejemplo de nada, como me decía mi madre cuando era chico y ahora de grande me di cuenta que tenía razón: "Sos un pelotudo".
El Manso Sosa 

7 comentarios:

  1. ojala peteras tan bien como escribís manso

    ResponderEliminar
  2. buena manso, maestro, muy buena. que sigan viniendo desde la heroica,tierra de poetas (tambien conocidos como heraldos del Poett fraganza) que como todos sabemos, siempre fue reconocida, la heroica, no-por-su-literatura sino por cualquier otra cosa. no se, por milton wynants o por gisela moreira, la del noticiero

    ResponderEliminar
  3. la heroica es conocida por la gran uma stone

    ResponderEliminar
  4. si vos conocieras a la tía cris te olvidas de uma stone, que de paso como chamboneando les comento que se rumorea que ahora esta dedicada a ser una "puta vip" que nivel eh!, dicen que la contactas por facebook yo no lo conseguí pero vamos a seguir intentando!
    El manso sosa

    ResponderEliminar
  5. un correctivo no es violencia!siempre revolucionando...

    ResponderEliminar