viernes, 13 de abril de 2012

Madrugada

 En medio de la fiesta no se veía la cruz que cargaba. Lo había conocido esa misma noche y  habíamos generado una confianza extraordinaria. Cuando amaneció y nos dimos cuenta que ninguno de los dos tenía marihuana lo invité a mi casa donde me acordé que tenía un poco guardada en la heladera.
 En el camino fuimos callados. Al llegar a casa la charla se desató y comenzamos a hablar de manera compulsiva, de los temas más variados. Había venido de lejos y yo no sabía cuanto había dejado allá. Le pregunté si había alguien esperándolo y me dijo que no y me dijo bueno y me dijo es complicado. Me contó que en el último lugar en el que había estado había conocido a más de una mujer y había salido con ellas durante el tiempo en el que estuvo allá. Le pregunté si extrañaba a alguna de ellas y se quedó un tiempo callado, pensando su respuesta y en más de una ocasión empezó una frase y la dejo desplomarse en el aire, como un bailarín que a ultimo momento retirara las manos. Yo lo entendía, yo las extrañaría a todas y quizás ni por un segundo haría algo entre la gente que lo mostrara, acostarme con ellas y mirarlas de costado y volver a dibujar la forma del cuerpo con mis manos como si yo fuera dios y estuviera revisando lo creado.
Hace poco hablé con una de ellas.
Me dijo que tenía un atraso, que estaba embarazada. No supe que decir, lo miré fijo a los ojos para que sepa que lo escuchaba y esperé al momento en que siguiera hablando. No podía creer lo que escuchaba. Le pregunté qué quería hacer y me dijo que ya lo había decidido. Iba a abortar. ¿Qué podía hacer? Me miró. Supongo que nada, respondí. Le dije a ella que no se preocupara por la plata, que yo esa misma semana se la giraba. Bueno, le dije, entonces ya no hay nada más para hacer, hiciste lo que estaba a tu alcance, lo que hubiera hecho cualquiera.
 ¿Qué pensas, en serio?
 No se, yo creo que hubiera hecho lo mismo que vos, pero lo pienso y se me rompe el corazón. Si. Yo tendría que haber estado ahí. Vos no la conocías a ella (¿porque no me dice el nombre?), era chica, a veces cuando estábamos juntos lloraba y yo la miraba sin entender y ella me decía que no sabía por qué. Todavía vivía con sus padres. Y esto, ¿te imaginas?, pasar por esto, ella solita.
Si, la imagino.
Ella sola (su madre le habría enseñado a rezar el Ave María para cuando no haya nadie y necesitara fuerzas) en una sala de espera a la madrugada, las paredes infinitamente blancas con un color que habrán pedido prestado a la nada y cuadros de los impresionistas que la vigilarían colgados como testigos silenciosos de la infamia, las palabras de Van Gogh en la nota de suicidio la tristeza durara, los pisos blancos, impecables, el doctor y la bata blanca sin una sola mancha y la sonrisa cálida que le diría una vez dentro del consultorio, tranquila, todo va a estar bien, y ella que tendría que pensar el movimiento de las piernas por miedo a desmayarse y que trataría de devolver la sonrisa para no parecer muerta de miedo.
Si, la imagino.
Por un tiempo ninguno de los dos habló.
Sabes al final  cómo salió todo, le pregunté.  Si, la llamé hace unos días. Estaba tranquila, me preguntó cómo estaba (yo en ese momento hacía todo lo posible por no llorar, casi no me salía la voz) le dije que estaba bien, que no importaba, que en verdad me interesaba saber como estaba ella. Quedate tranquilo. Todo salió bien.


                                                                                              Seoane

18 comentarios:

  1. Mira que vengo entrando desde temprano, y no aparecía, y no aparecía. Y entonces ya iba a entrar a putearlos al FB, pero decidí dar una última pasada y me encuentro con esta joyita. Gracias querido!

    ResponderEliminar
  2. Seo. supongo que elegiste redactarlo asi sabiendo las posibilidades que tenias de otras formas, la parte de los diálogos me resultaron trabajosos de entender tuve que ir para atras mas de una vez para comprender quien era el que estaba hablando.Me parece que guinarlo un poco no vendrian mal
    no se si queres tenelo en cuenta

    ResponderEliminar
  3. Bueno nano, bienvenido tu comentario de mierda, como si supieras mejor que yo como hacer mi propio cuento
    ¿porque no te vas un poco a cagar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se a quien me hace acordar esto.

      Eliminar
  4. Ah pero son todas trolas hoy!
    Un poema para uds.

    Tengo el pito parado
    y no es porque te amo
    es porque me metieron
    una varilla en el ano

    ResponderEliminar
  5. no, hablando en serio.
    yo no quedé muy conforme con como quedó, me parece que debería reescribirlo todo de nuevo. por eso lo subí tan tarde.
    los dialogos puede ser, yo creo que todavía estoy viendo como hacer con el tema de los dialogos, porque los guiones no me pintan mucho, pero entiendo lo que me decis y no me interesa que el cuento quede más confuso. igual se entiende la historia ¿no?vamo a ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si para mi no pinta dejarlo abandonado porque es bueno, merece una limpieza.

      Eliminar
  6. Yo creo que está muy bueno el cuento Seoane querido. Tenés talento mijo, eso es innegable. Pero como te comenté antes creo que vas a tener que pulirlo. La historia ya es dura de por sí y quitarle el dramatismo en mi opinión le daría más fuerza. Quizá hacerlo más breve, o pienso darle más lugar a detalles boludos de la conversación para después rematar con eso. No sé. Tiro ideas. Capaz el próximo viernes se viene la segunda versión. Beso! Paula

    ResponderEliminar
  7. Comparto lo del diálogo, hay que mejorarlo en ese aspecto por que está medio entreverado, igual buenísimo!

    ResponderEliminar
  8. una piña en la boca del estómago, por lo fuerte, por que me dejó sin aire por un rato y por que la sentí e hizo que algo en mi se detenga y piense. valió la pena.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Seoane:
    Me voy a tomar una confianza que no se si usted me otorga.
    Quiero decirle que detrás del borrador acabo de leer, puede haber un maravilloso relato.
    Aunque últimamente se ha puesto muy de moda en el “mundo motivacional”, me sigue gustando lo que decía el bueno de Thomas Alva Edison al respecto: "… one per cent inspiration, ninety-nine per cent perspiration" (…uno por ciento inspiración, noventa y nueve por ciento transpiración).
    Creo que tiene razón.
    Para los diálogos intente utilizando -a su antojo- estos cuatro signos: “ ; : -
    Si no se le ocurre una combinación divertida, fíjese como lo hacían Juan Carlos o Jorge Luis; esos no fallan nunca
    Tengo que confesarle que su frase: “los guiones no me pintan mucho”, me emocionó hasta las lágrimas.
    ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  10. Querido miguel
    yo también estoy de acuerdo. cada vez más pienso que los genios son productos, más que del talento (que seguro tiene que estar, que es indipensable), de una capacidad extraodinaria de trabajo.
    yo siento que este relato habria que reescribirlo integramente, que es una versión previa de algo más que entreveo. supongo que por eso bolaño recomendaba escribir cuentos no de uno en uno, sino de dos en dos, de cinco en cinco y si era posible pasarse toda la vida escribiendo un mismo cuento.
    con los guiones y los dialogos seguiré luchando, a camino entre no ser del todo confuso y poder hacer lo que a mi más me guste y me sea más autentico.
    yo le confieso, por otra parte, que la presencia de juan carlos y de jorge luis, los dos juntos, en el comentario de usted me emocionó. de verdad. pienso en john lennon que decía que si el rock tendría que tener un nombre sería chuck berry (me entiende?) o en mick jagger que decia que keith richards era el rock y él el roll (y ahora?).
    un placer tener con usted este intercambio, y espero que el relato no le haya parecido del todo malo.
    lo saluda su colega

    ResponderEliminar
  11. me quedo con el comentario de seba más arriba, el relato, fuerte él , te deja pensando. yo la sentí y la imaginé y así a miles de mujeres que pasan por esto y es un espanto..pero el otro lado también, el de él..seo, más allá de como están escritos los diálogos la historia me llegó y mucho. arriba, ceci

    ResponderEliminar
  12. Bueno, genial! Me encantó, aunque al igual que Nano me costó entender los diálogos. Para el dialogo si no querés guion dale mucho al dice, que es sagrado! Mirálo a Saramago sino, o al mismo Bolaño. Copiéles a ellos, que son un gran espejo.

    Salute hermano. Arriba

    ResponderEliminar
  13. Siempre me gusta el tono de tus textos. Tienen un don: son confesionales pero a la vez estéticos, experimentan con la forma. Para mi la "confusión" no es tal en el relato, ya que esos dos personajes son uno solito. Y el desdoblamiento, tan parecido a la vida, solo se logra sin guión de por medio. Como en la poesía, como si las palabras fueran esos recortes de escuchas más largas que no llegamos a completar. Pienso en Torres García y en sus impresiones, en el recorte de pedazos de cosas para pensar las cosas. Gracias Seoane; yo no publiqué este sábado por exceso de cine - festival y cinefilia preocupante- así que ha sido lindo que se mantuviera este relato todo el fin de semana. Por algo pasan las cosas. Salú tu corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tus palabras gata.
      me sorprendió (creo que a todos) que no hallas publicado y no saber nada de vos el sabado porque la verdad sos lo más parecido a un relojito que hay en este blog.
      espero verla el sabado que viene entonces con la rabia acumulada.
      afectuosamente

      Eliminar