sábado, 20 de abril de 2013

INVISIBLE

me guardo una mujer que es capaz de manchar la pared
que suena fuerte y mira
mira y mira

me guardo una mujer como bella durmiente
su cuarto no es cortinas ni esterillas
ni ruecas ni vitrós
es un viejo taller de costura en un barrio inmigrante
donde una abuela viuda dice no a nuevos ofrecimientos
aún con cuatro hijos

una mujer caliente, pesada
los pozos de la piel olvidados
una hoja roja, rosa mojada en gotas de rocío lloviendo en el parquet
capaz de acariciar sin miedo
de abrirse hasta visiones mágicas
como una bailarina en cajita de música
tiesa y maravillosa

mirala está a la vista ahí está yo quisiera
pero decís que es tarde
la doblo en varias capas como a un pañuelo
y la guardo otra vez

la gata flora

5 comentarios:

  1. q lindo regreso!!! demas gata, muchas gracias por seguir compartiendo tu poesía
    saludos

    ResponderEliminar
  2. este poema es hermoso gata, es muy hermoso

    ResponderEliminar
  3. Sí, mejor, (res)guardala.

    ResponderEliminar