sábado, 23 de febrero de 2013

Mediodía con almuerzo


y ahora que tiene una casa
no quiere otra cosa

juega a caminar por el barrio
los negocios se le antojan perfectos
las persianas cerradas como las de la infancia
cuántos feriados
con el cuadrito en la mano busca una cuadrería
atiende un señor que se llama Carlos
Carlos tiene anteojos o lentes según por dónde se lo mire
entra a los pequeños lugares, calcula el pequeño dinero
no tan pequeño
armó su casa como una niña y sus muñecas
ella también
los negocios inmensos almacenes
zapallitos en la verdulería
todas las huellas de las personas
los pies y las baldosas
el ascensor que nadie sabe cuántos kilos
entró la bicicleta
parece que entra todo, Mary Poppins
el teatrino del deseo
recuerda mientras pone la llave en la puerta
el perchero para colgar carteras
empieza a tener recuerdos lindos, gratos recuerdos
de una vida que no es más
qué traicionero el corazón, tanguero
en lugar de pensar para adelante el tipo
esa guerra que le queda por dar
se detiene en una foto
las cajas son blancas
ahora que tiene una casa se pregunta
usted qué dice, qué dirá
cuando la huela

mediodía con almuerzo
y ahora que tiene una casa
no quiere otra cosa

La Gata Flora

1 comentario:

  1. gata tu poema es genial!!!!
    me re gusto, te felizito
    besos

    ResponderEliminar