miércoles, 26 de junio de 2013

EL TÉMPANO ERIZO

una roca
un témpano macizo a mitad del camino
sobre ella un erizo
me presta atención con el lomo encrispado
envuelto en un moño brillante y rosado

intento enfilar para el otro lado
ya me sigue el bicho
respira en mi espalda su espesa mirada
allá hay otro sendero adiós adiós adiós

termina el sendero en el témpano erizo
ya me sigue el bicho
en este cansancio no existe el recaudo
allá hay otro sendero adiós adiós adiós

termina el sendero en el témpano erizo
cómo mira el bicho
acerco un cincel y un pequeño martillo
intento abrir el surco una vez más

saco de la roca miguitas de polvo
me espina el erizo
me espina rodillas brazos piernas manos
me rindo a otro sendero adiós adiós adiós

termina el sendero en el témpano erizo
se sonríe el bicho
clava su mirada y se sonríe el bicho
allá hay otro sendero adiós adiós adiós


La Gata Flora

2 comentarios:

  1. hay algo en este poema, no se que, que me re gusto
    bien vos gata

    ResponderEliminar