lunes, 12 de marzo de 2012

Todos

Los dos acostados con las sábanas destendidas a sus pies se dan la espalda.

Los ojos de ambos se pierden en las paredes respectivas de los lados. 

Sus rostros inmóviles de expresión reflejan que el alma les abandonó el cuerpo.

Sus cabezas piensan que se terminó y tienen razón.

El miedo aun los une.

Ella se acurruca en sí misma, llora con la vista fija en silencio
El aprieta los dientes, oye su llanto, pero no siente.

Si pasara por ese mismo cuarto, por esa misma cama y por el cuerpo de esas dos personas dos años antes, los encontraría formando una sola figura, perfecta y armónica, entrelazados incapaces de separarse.

Él le estaría diciendo a su oído que la amaría para siempre,  y no mentía.



                                                                                                                                            Nano

9 comentarios:

  1. es bueno nano. ese final me encantó, la contradicción que queda planteada. de verdad, yo creo en ese final.

    ResponderEliminar
  2. por que nano por que? casi lloro. y queria llorar. valio la pena el intento, grazie

    ResponderEliminar
  3. El tiempo suele encargarse de lo suyo.

    ResponderEliminar
  4. una delicia guri. contundente lunes tomandroguero.

    ResponderEliminar
  5. que bueno que esta nano, un lindo post, me re movio, sera que estamos todos conectados
    abrazo grande

    ResponderEliminar
  6. Claro que no mentía!
    El buen amigo Luis Cardoza y Aragón lo escribió maravillosamente:
    "el amor es eterno; mientras dura".

    ResponderEliminar
  7. Gran retorno Naneux! Si todos leyeramos a todos, toy seguro que el amor sería un poquito más eterno...

    ResponderEliminar
  8. Muy bien !! el final le da el color ! arriba!

    ResponderEliminar