sábado, 24 de marzo de 2012

A mi querida Virgen María (rezo)

una madre es una mujer
no es una santa

en el club, quince años, mi bombacha naranja con pintitas
llena de rojo
quistes en los ovarios
el riesgo de no poder hacerlo
terror de las abuelas
¡cómo salió fallada!
rotito el abc del futuro
y el suero cayendo a cuentagotas

ganas de tener cáncer de útero
y que todo se acabe de una vez
definirlo: no puedo tener hijos
confesión terminal de que nunca serán
la demostración de la propia valía
decirlo una vez más: chicas, no quiero el hijo
que demuestra la validez de la propia vida
ahora pásenme otra masita

fertilidad: idea de un nenito que te diga mamá
esos ojos soñados, la pulpa cotidiana
el amor primigenio y la inocencia

a ver si está claro
una madre no es una mujer
perdón, no es una santa
por haber parido no está salvada ni tiene permiso eterno

una idea de un niño no es un niño
un niño es un niño
terminemos con esto
¿idea de un nenito que te diga mamá?
santificado por ser padre
santificada por ser madre
santificada sea tu vida:
el esfuerzo y el poder
         todo junto
es la gran justifiqueta

y después ahí el hijo que es el otro
la sola adolescencia
¿pago en retribución?
todos los sacrificios
los cuidados
los cuadrados, los círculos
y la idea de un otro no es un otro
un otro es ese otro
paradito ahí:
¡lo logramos!
ahí va otra escuela de necesidades
con su mirada fresca sobre la misma infamia
que es el mundo

esperáte un poquito
llamada en la otra línea:
mamá, qué tal te va
ojalá no leas nunca
este poema

                                                  La Gata Flora

4 comentarios:

  1. vo gata, está barbaro esto

    ResponderEliminar
  2. gata, me partio al medio tu poema, no se si decirte gracias o que, pero es hermoso

    ResponderEliminar
  3. No podés tener hijos?

    ResponderEliminar