martes, 20 de mayo de 2014

Silencio

Pensar era llenarme de palabras
dolor secreto atrás de la sonrisa
ni grave ni solemne, nada que no pudiera
disfrazarse en la urgencia cotidiana.

Pero ahí estaba, un pétalo, un designio,
algo que definir. Qué es un fantasma
sino un reflejo que no tiene nombre
aparecido en la mirada, apenas.

Tu silencio es la calma responsable
de que eso ya no duela. Su ternura
supo abrazar también la antigua sombra.

Te reís de mi fantasma de palabras.
Tu amor es vital, físico, presente:
esta alegría tan simple que me asombra.


La Gata Flora

6 comentarios:

  1. excelente!!!
    q fuerza que tiene este poema, por favor!!
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Salir a jugar tiene eso ¿no? terrible raspón te pegaste

    ResponderEliminar
  3. que lindo, que nivel el toman! saludoss

    ResponderEliminar